lunes, julio 17, 2006

¡Israel es la víctima! Lección de la guerra contra Hitler.


Estos días la inmoralidad de los antisemitas, antinorteamericanos y anticapitalistas en general se refleja en la condena a Israel por su acción defensiva contra el Hamas y Hezbollah.
La vieja pero jamás aceptada "claque progresista" (digamos ex comunista) de los medios de comunicación presenta a la víctima -Israel- como el culpable de tomar acción contra sus agresores. Se conjugan en la condena el asquerosos pero tradicional antisemitismo de muchos europeos, con su temor a que los terroristas fundamentalistas islámicos lleven los atentados a su tierra en caso que no presionen a que Israel deba aceptar ser asesinado como si fuera un nuevo Auschwitz pero con otros métodos.
Una vez más la agresión la iniciaron los grupos fanáticos musulmanes, con el apoyo de regímenes totalitarios como los de Irán y Siria, que amenazan con extender la guerra.
El apaciguamiento que Chamberlain y Daladier intentaron contra Hitler se reflejo en aquella certera observación de Winston Churchill luego de la "rendición sin lucha" que sucedió en munich en 1938 "habeis perdido el honor sin ganar la paz, ahora tendremos la guerra sin honor".
Los europeos imitan a aquellos ciegos que no querían ver lo que era evidente, Hitler era un dictador genocida e imperialista y nada podía apaciguarlo como no fuera la rendición total de sus víctimas. Hoy parece que no quieren aceptar -pero ahora es por cobardía no por ceguera- que los fanáticos musulmanes quieren imponernos su "no civilización". Coincide que la víctima conjuga los elementos que muchos de ellos además odian. Israel es una democracia, pero no es cobarde, ni se ha comprado las falsas "teorías" de los derechos humanos según las cuales los terorristas pueden matar a su antojo, camuflarse entre nosotros y cuando se los combate debería usarse un código penal en lugar de las armas y la guerra. Además Israel es un estado judío y capitalista, por lo tanto pueden dar rienda suelta a su antisemitismo pero disimulando y de pasada combatir al sistema de progreso que tanto disfrutan pero odian.
Es cierto que está muriendo civiles y soldados en El Líbano, en Israel y la franja de Gaza. Todos son inocentes, aún los soldados israelíes. Pero cada muerto es culpa de quienes desataron esta nueva etapa de la guerra, no de Israel.
Son quienes provocaron esta contraofensiva isarelí, que sabían llegaría, los culpables de cada muerto. Sea niño, mujer, civil o soldado.
Culpar a Israel sería como haber condenado a Franklyn Rooselvet y Winston Churchill por quienes murieron en los bombardeos de las ciudades alemanas entre 1940 y 1945. Estaba lleno de personas que hoy los periodistas llamarían "víctimas inocentes" y entonces exigirían la condena del comando y las naciones Aliadas.
La lección de esos años, de la guerra contra Hitler, es que los culpables de todas esas muertes fueron quienes provocaron la guerra, los nazis, los alemanes, no Churchill y Rooselvet.
Por suerte no existían traidores, ni cobardes que pretendieran combatir a "medias", como hoy quieren que haga Israel.
Los presidentes de las naciones occidentales deberían actuar en público como en privado piensan, "Lo que deben hacer es lograr que Siria haga que el Hezbollah deje de hacer tanta mierda y esto se acaba", dijo Bush al primer ministro británico, Tony Blair, Lo que algunos medios señalan como un exabrupto es solo la verdad. Es como deberían conducirse también en forma abierta quienes tienen la pesada carga de conducirnos en esta guerra de liberación. Además deberían dejar de tener miedo a esos periodistas que solo hablan de rendirnos sin combatir, de no aceptar el pesado costo que significa estar en esta guerra no provocada.

En Argentina hay muchos de quienes condenan la contraofensiva de Israel por otra suma de razones. Fueron terroristas y necesitan sostener la mentira sobre la cual los miembros de las FFAA que los derrotaron militarmente habrían cometido delitos de lesa humanidad y ellos eran un grupito de jóveens idealistas que no empezaron la guerra terrorista y sus víctimas estaban justificadas por sus ideales de una sociedad mejor. Además porque no debemos olvidar esos terroristas que nutren a los medios de comunicación, a ongs y pertenecen a la tiranía kirchnerista fueron entrenados en conjunto con los terroristas de la OLP y recibieron ayuda y apoyo de estados terroristas como Libia de Kadhafy.