miércoles, junio 07, 2006

Para peridoistas vagos y despistados, la historia que Pigna no cuenta

En estos días que Néstor Kichner, Horacio Verbitsky, Nilda Garre y tanto periodista que opina sin estudiar, quiero en el día del periodista citar la historia que todos pueden saber con solo molestarse en leer a algunos de quienes eran terroristas en los setenta. Para que no se diga que es la versión de la represión lo mejor es leerlos a ellos mismos.
Un plus es una cita de uno de los grandes pensadores de la democracia occidental moderna que falleció hace pocas semanas, Jean Francois Revel.

En “El Furor y el Delirio”, Jorge Masetti, ex agente cubano y guerrillero del ERP, en su pagina 275 reconoce que “... Hoy puedo afirmar que por suerte no obtuvimos la victoria, porque de haber sido así, teniendo en cuenta nuestra formación y el grado de dependencia con Cuba, hubiéramos ahogado el continente en una barbarie generalizada. Una de nuestras consignas era hacer de la cordillera de Los Andes la Sierra Maestra de América Latina, donde, primero hubiéramos fusilado a los militares, después a los opositores, y luego a los compañeros que se opusieran a nuestro autoritarismo.............”

En su libro Organizaciones Político – Militares, Pág. 190, Carlos Flaskamp, jefe guerrillero de Far/Montoneros expresa “… el destino de Osvaldo Lenti (Santiago), objeto de una ejecución preventiva por la misma organización a la que pertenecía. Santiago no había traicionado, ni había sido apresado. Lo mataron porque preveían su defección en el caso de caer apresado. Este acto infame es un signo del grado de perversión de la organización Montoneros en la etapa de su acorralamiento”. Y en la Pág. 167 así relata el asesinato de Arturo Mor Roig “..No hay que buscar siempre la explicación de las operaciones militares en la táctica de la política fina. Estamos en una guerra, y en la guerra a los políticos se los mata. Así de simple es el asunto”

La autobiografía de Flaskamp es importante porque jamás sabremos cuantos de sus propios camaradas “ejecutaron en forma preventiva”, pero son atribuidos a la represión ordenada por el gobierno justicialista en 1974 y 1975.

En 1984 todavía Jean Francois Revel explicaba que el terrorismo moderno está dirigido por redes vinculadas a Estados y que en todo el mundo el blanco es la democracia y por eso “Hoy en día el terrorismo constituye una agresión extranjera contra las democracias. Ya no se trata de un enemigo interior, sino de una amenaza exterior. Las medidas que hay que adoptar han dejado de ser medidas de represión: son medidas de defensa.” (El rechazo del Estado, Sudamericana - Planeta, Pág.150). Por estas causas las democracias del mundo entero utilizaron antes y ahora a sus fuerzas militares para combatirlo. Guste, o no, a la izquierda castro comunista.

El grado de violencia de los terroristas había llegado a tal punto que el Ministro de Defensa, Dr. Tomás Vottero, el 16 de diciembre de 1975, expresó: "Ante la lucha total sofisticada y compleja, despiadada, diabólica y criminal promovida por la subversión armada, queda una sola alternativa: el exterminio total del enemigo". (sic).