jueves, mayo 18, 2006

Paradojas de obediencia debida

Como todo régimen autoritario Kirchner hace cosas fuera de la lógica republicana, así mando a "anular" leyes ya derogadas, y el Kongreso con obediencia debida las aprobo de inmediato.

Las leyes anuladas fueron las de obediencia debida y punto final, que alcanzaban a los miembros de fuerzas armadas y de seguridad por los actos que en funciones de servicio les fueron ordenadas para derrotar al terrorismo que apoyaban Fidel Castro y la ex URSS.

Es una paradoja, sino una tremenda burla que por otro lado Kichner exija a los legisladores "obediencia debida". En Argentina ni a los policías, ni a los gendarmes, ni a los militares se les acepta que actuen por obediencia debida, pero a los legisladores se les exige.

Y sino la tienen, sino tienen la decencia de cumplir con sus funciones se los castiga, como ayer hicieron los indebidamente obedientes diputados kakistas cuando ilegalmente destituyeron de la presidencia de la comisión de agricultura y ganadería de la cámara a María del Carmen Alarcón, que reflejo esta situación en forma muy clara al decir "En mi casa me enseñaron lo que es la lealtad política, todo lo contrario de la obediencia debida y la obsecuencia".

¿Cual fue la desobediencia que Kirchner ordenó castigar? Defender la producción de carnes, los empleos de la actividad que todo ello genera, desde los que fabrican camiones y autopartes para ellos, con los cuales se transporta el ganado, a los choferes de Moyano que no han de llevar vacas, a los trabajadores de frigorificos, campos, proveedores, etc. Imperdonable actitud de la diputada Alarcón para quienes creen que la obediencia debida algún día podría servirles de excusa cuando solo es una prueba de su deshonra .

2 Comments:

Blogger BlogBis said...

Bienvenido Santiago a la blogosfera.
Era hora!

6:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cool blog, interesting information... Keep it UP »

8:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home