martes, mayo 16, 2006

Los abusos de Montoya y el Estado

Se presenta como un Robin Hood, pero es su viceversa (si esta existiera), ya que el bueno de Robin se dedicaba a atacar a los recaudadores de tributos y recuperar el dinero para el pueblo y pagar el rescate del rey. Robin Hood jamás tomo algo de los ricos para repartirlo entre otros más pobres o menos ricos, solo robaba, mejor dicho recuperaba tomado por los recaudadores reales.
Si alguna duda tiene alguien acerca de la injusticia y abuso que son los impuestos argentinos, veamos que hoy don Montoya cuenta el caso de una camioneta 4x4 que paraél es un auto de lujo y de un deudor irrecuperable. El auto en cuestión segun relata Montoya vale $ 48.000 y adeuda $ 6.547 por patentes impagas, es decir algo asi como el 15% del precio del auto.
Pero desprevenido lector usted debe saber que el precio de un 0 km en Argentina lleva ya un 50% de impuestos. En otras palabras luego de haberse pagado esa fortuna al Estado que significa un 100% del precio del auto con el cual ganan plata los autopartistas, los que extraen petroleo y metales que se usan para sus partes, todos los transportistas que llevan y traen materia prima, autopartes y distribuyen autos, más la concesionaria, los empleados de todas esas empresas, resulta que el Estado se hace socio forzoso y se lleva otro tanto.
Y despues de unos años el expoliador de Montoya -como tantos otros politicos que votan esos impuestos- se quiere llevar en realidad un 30% más del precio del auto calculado sin impuestos.
Si esto no es un robo, un estado buitre es que no queremos verlo