sábado, mayo 27, 2006

Homenajes K o la negación del pluralismo

El día martes 24 más de 8.000 argentinos nos reunimos en la plaza San Martín para rendir homenaje a las víctimas argentinas del terrorismo. Un invento difamatorio de Página K-12 que alguien habría amenazado con ponerle una bomba al tirano Kirchner, lo que es falso, y el "fabricado incidente del movilero de Graña" sirvieron para que la "aceitada" prensa gubernista pretendiera desdibujar el homenaje cívico a las víctimas del terrorismo.
Ninguna de ambas mentiras pueden ocultar que el acto fue un homenaje a las víctimas causadas por el terrorismo. Sin embargo el presidente Kirchner que solo 24 horas más tarde hablo (solo hablo, ni él mismo se lo cree) de pluralismo ordeno sancionar a los militares que estuvieron presentes rindiendo homenaje a los camaradas caidos. Casi no deberia extrañar esta intolerancia orwelliana que busca cambiar la historia, como si los terroristas hubieran sido los jóvenes idealistas que las organziaciones de izquierdos humanos crearon y no los "revolucionarios con FAL (fusil automático liviano) y las bombas" que siempre declama con orgullo la promotora de ETA y Al Qaeda, Hebe de Bonafini, la mamá del tirano Néstor Kirchner. Entre ellos fueron revolucionarios pero a la hora de reclamar mutan a "ingenuos jóvenes", una indignidad hasta para aquellos que al menos aún equivocados actuaron con consecuencia a ellos mismos.
Sancionar a los oficiales y suboficiales que allí estuvieron es como pedir que por ejemplo los ejercitos aliados fueron sancionados por rendir homenaje a los caidos en ataques nazis, o a los bomberos y policias de New York que rinden habitulamente homenaje a las victimas de sus cuerpo en el atentado al World Trade Center el 9/11.
Entre las aberraciones que quedan al desnudo en esta persecución del gobierno a miembros de las Fuerzas Armadas Argentinas (no del gobierno K, sino de la Patria de todos) se halla nada menos que el Teniente Coronel Emilio Nani, veterano del combate en La Tablada (1989) contra el ataque del MTP que encabezaba el varias veces amnistiado e indultado Enrique Gorriarán Merlo. En dicho ataque el Ejército Argentino sufrió varias bajas, el Presidente y comandante en jefe era Raul Ricardo Alfonsín y condecoró entre otros por su valentía en combate al Tnte. Cnel. Nani. Uno de quienes el indigno (vaya novedad) Bendini jamás podrá mirar de frente. De Garré y Kirchner solo se puede decir que tendrán su "juicio y castigo".
Castigar a esos oficiales solo por una actituds sectaria y partidista lo convierte en un acto de discriminación y un abuso de autoridad, y llegará el díua en que scumpla lo que ellos prometieron "deberán rendir cuentas ante la Patria y el Publo argentino" Kirchner y y sus esbirros.
Mientras tanto esos ofciailes han sido honrados con estos castigos, la indignidad y el odio de los corazones de quienes las han impuestos son una medalla a su honor.